SOBRE NOSOTROS:

NUESTRA LEYENDA DEL HILO ROJO

Muchos tendréis la curiosidad por saber cómo nace  El cordón rojo, quienes lo han fundado y por qué, o cual es el verdadero significado del nombre. La historia seguro os sorprenderá. Allá vamos.

 

Protagonistas

PROTAGONISTAS

Los protagonistas y responsables de que exista El cordón rojo, somos David Hernández y Pablo Tomás. Dos chicos que nos conocimos en el año 2015 jugando al fútbol en un equipo de ciudad y desde entonces nos volvimos inseparables. Inseparables hasta el punto de confiarnos nuestros mejores secretos y miedos. Una bonita y sana relación de amistad, que seguro que tú que estás leyendo esto, también la tienes con alguien. Lo que es un mejor amigo. 

Todo iba sobre ruedas. Pasabamos mucho tiempo juntos: cenas, cervezas, risas, lágrimas. Parecía que nada podía salir mal. Teníamos tiempo libre. Tanto como que el jueves empezaba nuestro fin de semana, así que podéis imaginaros. Todo era idílico.

Pero íbamos creciendo. Sí. Crecíamos y cada vez las responsabilidades de cada uno con nuestra vida (estudios, trabajo, familia),  eran mayores. Hasta que finalmente llegó el punto critico: la distancia.

Uno de nosotros tuvo que marcharse fuera de la ciudad para seguir con sus estudios, y aquí fue cuando el contacto que teníamos entre ambos, comenzaba a disiparse por momentos. Internamente seguían conectados, seguíamos siendo personas importantes, pero por cuestiones de distancia y tiempo todo se alejaba.

Es entonces cuando, un año después, volvimos a coincidir en la misma ciudad. Cosas del destino, supongo. Ambos teníamos los estudios universitarios terminados, y con unas ganas inmensas de comerse el mundo, de realizar proyectos y de salir a la vida real a demostrar todo lo que saben hacer. Nos juntamos en una hamburguesería con el fin de ponernos mutuamente al día, y resultó que nada había cambiado. Seguíamos teniendo ese vinculo especial que nos unía. El tiempo parece que no pasa cuando estás con personas especiales. Y ese vinculo vuelve con una idea clara: queríamos lanzar un proyecto juntos.

Miles de ideas rondan nuestras cabezas y folios. Pero una es la que más cuaja: «Tenemos que unir personas». Teníamos claro que faltaban nexos que hicieran que la gente se uniera más entre sí. Y es por eso, que incluso el nombre del negocio, llegó antes que la propia idea.

 

¿Por qué se llama El cordón rojo?

¿POR QUÉ SE LLAMA EL CORDÓN ROJO?

Cuando tienes entre manos emprender en algún ámbito, lo suyo es tener primero el producto o servicio y a continuación saldría el nombre de la marca. En nuestro caso fue a la inversa. Sabíamos qué queríamos ser antes de tener claro qué producto o servicio vender.

¿Cuándo nos dimos cuenta de esto? Poco después de tener claro que queríamos tratar de conectar personas, leímos por casualidad «La leyenda del hilo rojo». Esto era una historia japonesa en la que veíamos representada nuestra propia historia.

Esta leyenda decía que dos personas estarán siempre conectadas entre sí a través de un hilo rojo invisible. El hilo rojo podrá tensarse o separarse, pero nunca se romperá.  La historia era perfecta. Nos encajaba tanto que nos enamoró. 

Queríamos conectar personas especiales, y qué mejor que una leyenda para hacerlo realidad.

Una vez que leímos esta gran leyenda japonesa, teníamos claro que esta sería la filosofía en la que se basaría el proyecto. El hilo rojo-El cordón rojo. Pero y ¿ahora qué? Tenemos ya nuestro nombre, e incluso el logotipo. Pero no nuestro producto.

¿Qué vendemos?

¿QUÉ VENDEMOS?

Una vez que teníamos claro el mensaje que querían transmitir, surge el siguiente paso: ¿Y ahora cómo hacemos realidad ese hilo rojo? ¿Qué forma real le damos? ¿En qué producto lo transformamos? ¿Qué producto es perfecto para conectar personas?

Las preguntas eran muchas. Pero decidimos que el hilo rojo tenía que ser tan especial, que tenía que estar en las cosas más comunes y cotidianas de la vida. Y fue pensar en eso, y enseguida dimos con el primer producto: sudaderas.

Todo el mundo utiliza sudaderas, son una de las cosas más cómodas del mundo, y las utilizas día a día. Desde para ir a por el pan, hasta para ir a una cena con tu familia. Y encima, nos apasiona este producto, somos unos locos del diseño y de los colores.

Se puede decir en cierto modo que vendemos poder conectarte con tus personas especiales. Y a lo largo de nuestra existencia lo haremos en forma de sudaderas, camisetas, pulseras, accesorios etc. El producto es lo de menos al fin y al cabo. Lo importante es lo que este transmite. Es por eso que ya estamos trabajando para ofreceros una gama más variada de productos. (gorros, carteras, pulseras, y más sorpresas)

TRANSFORMACIÓN DEL LOGO

En el primer logotipo teníamos claro que queríamos representar la leyenda del hilo rojo. Pero no era tan sencillo. Por eso decidimos realizar un imagotipo: Una combinación de imagen y texto que pueden funcionar por separado.

A medida que avanzaba el tiempo, queríamos darle fuerza a una parte del logo: el cordón o lazo. Conseguir que fuera Isotipo: Que se entendiera que marca es, sin necesidad de texto. Y es en lo que aspotamos ahora.

Lo bueno de este nuevo logotipo de solo nuestro cordón. Es que lo podemos utilizar con el color que queramos. Como así los hemos aplicado a nuestras sudaderas y camisetas. (Ver diseños).

Y si os fijáis bien. A parte de utilizarlo en solitario, lo hemos modificado. Ahora es totalemente simétrico, y tiene otra tonalidad de color.

Actualmente estamos trabajando con un eslógan tambien: «conectando personas especiales»